En este pech (colina en occitano) antiguamente ocupado por 5 molinos y cultivos se han construido testigos de las actividades tradicionales de Gruissan: un capitelle (construcción de piedra seca que sirve como refugio para el pastor), una noria (máquina para levantar agua), un muro de abejas , un horno de pan, una prensa. Muchas especies típicas (olivos, vides, almendros...) también se han plantado en este lugar encantador que ofrece un panorama impresionante de todo Gruissan, La Clape y los estanques. Una mesa de orientación permite ubicar estos diferentes lugares.